Investigan una lista cerrada de personas conectadas a la vez que el móvil de Diana