Los investigadores quieren volver a interrogar a la madre de Diana