Dieciséis pasajeros atendidos tras el aterrizaje forzoso de un avión de Ryanair