Un niño de Olot no vacunado, primer caso de difteria