Disminuye la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en España