Doce países latinoamericanos firman una declaración de derechos de discapacitados