Los Duques de Cambrigde, preparados para su primer viaje oficial