Los Duques de Cambridge, encantados con su niñera española