La Duquesa de Alba y la prensa del corazón, una relación de amor y odio