Los enfermos de ELA piden más recursos para encontrar una cura