El ejercicio en suspensión previene la lesión articular y ligamentosa