Empujada a las vías del tren en Sao Paulo