Encuentran una cápsula del tiempo en las nalgas de un Cristo del siglo XVIII