Enoclofobia, el miedo a las multitudes