Estafados cuando intentaban vender un falso Goya a un jeque árabe por cuatro millones