Estampa casi navideña en Pamplona