Euforia madridista en Cibeles tras la victoria en la Champions