Europa firma su primera legislación común contra la violencia machista