Expertos prevén que en 2015 unos 500 millones de personas usarán 'apps' medicas