FACME propone a los nuevos gobiernos autonómicos políticas sanitarias que cohesionen el SNS y mejoren la gestión clínica