Fabra se compromete a acabar con las aulas provisionales