El virus de la gripe A se cobra a sus dos primeras víctimas mortales en España