Familiares de las víctimas recogen las pertenencias de sus seres queridos