Farmacéuticos hospitalarios creen que la hepatitis C ha puesto de manifiesto la necesidad de reorganizar el SNS