Felipe VI dice que ciudadanos e instituciones están sometidos por igual a la ley