'Ser inteligente no es un delito', el cuarto libro de un niño de once años