Formentera, la isla de moda