Fracasan las negociaciones con el Gobierno y los profesores chilenos mantienen la huelga