El maquinista del tren descarrilado, "un buen profesional" para sus compañeros