Galicia y Asturias, incendios en un abril muy seco