Galicia tiembla ante la llegada de olas de 11 metros y vientos de 120 km/h