Galicia, en alerta por el fuego