Galicia, bajo una tormenta de rayos