El hombre infectado por chikungunya no había viajado a ningún país extranjero