Gobierno y CCAA abogan por un patrón común para atender las enfermedades crónicas en los próximos años