El Gobierno destina más de 330.000 euros a mantener y actualizar el Servicio de Información sobre Discapacidad