El Gobierno chileno dice que hubo mala fe en el caso de un falso detenido desaparecido