El Gobierno nipón dice que las filtraciones radiactivas pueden durar meses