El Gobierno aragonés garantiza "todos los recursos necesarios" para restituir los daños causados por la riada