El Gobierno estudia si disponer de una instalación para mascotas sospechosas de transmitir enfermedades