El Gobierno asegura que modificará la regulación en Cataluña para garantizar la elección del castellano