El Gobierno no prepara una demanda contra Alemania por la crisis de la E.coli