El golpe de calor es una deshidratación grave que puede causar la muerte