Goodall apuesta por la reflexión individual para ayudar a salvar el planeta