Greenpeace denuncia los intentos del PP de privatizar la costa