Los trabajadores de Volkswagen viven con preocupación la crisis del grupo