Guardar el billete del transporte público es un seguro de vida en caso de accidente