La calva de Guillermo, protagonista del discurso de su padre, el príncipe Carlos