La cría de ballena que ha llegado a la playa de Punta del Moral deberá ser sacrificada