Supo que tenía cáncer terminal y decidió exprimir su vida con 50 deseos